La Caridad es la levadura que nos hace más pueblo

Como un pan que alimenta el alma, la fiesta del Corpus es amasada con la levadura de la Caridad, que hace crecer el sentido de comunidad, de ser Pueblo de Dios. El signo de la Eucaristía es el pan y el vino, que estaban muy presentes en la mesa de la Santa Cena, como nos recuerda el Evangelio de hoy. Este pan que es el Cuerpo de Cristo que quiere alimentar la vida de la Iglesia, la de nuestro Obispado y de nuestras parroquias, como la magia del mismo pan cuando es amasado, y se mezcla la harina, el agua, la sal y la levadura y se transforma en un espléndido y necesario alimento. La historia se repite en la vida del Pueblo de Dios, en esta Diada de la Caridad nos dice el cartel: «Sed más pueblo», aquí nuestra labor para hacer revivir esta comunidad, en un sentido universal, como quería Jesús, nosotros hemos ser la levadura que haga posible este pan universal, no podemos obviar que la caridad es amar a Dios y al prójimo, un prójimo que en nuestro mundo suma más de 7.000 millones de personas, muchas hambrientas del valor transformador de la levadura de la fe , que quiere transformar nuestra sociedad para que el pan que se hornea sea el de la fraternidad universal, como nos dice repetidas veces el Francisco en la encíclica Fratelli tutti. También el cojinete -hashtag- del cartel nos recuerda que necesitamos hacer viral este mensaje, no sólo en las redes sociales, sino también como mensaje de esta Jornada de la Caridad en nuestras celebraciones eucarísticas que viviremos y compartiremos, no podemos dejar de anunciarlo. No olvidemos que somos llamados a ser menos que con fuerza haga estallar a nuestro pueblo, pero también a nuestro mundo, la necesidad de reencontrarnos para sentirnos parte del pueblo de Dios. Un pueblo que sabe transformarse para acoger, acompañar, cuidar a todos sus vecinos y vecinas, dando posibilidades, ayudas, y todo aquello que permita vivir una verdadera fraternidad. De momento os invitamos a ser verdadera salvo este pan eucarístico que se ofrece a todos desde Cáritas de Urgell, ayúdanos a fermentar, a hacer crecer, acciones transformadoras para la dignidad y la igualdad de todos los ciudadanos, los 7.000 millones, de este planeta que llamamos Tierra, no nos falláis, os necesitamos y os necesitan.

Mn. Jaume Mayoral

Delegat episcopal de Càritas d’Urgell

close

Apunta't al nostre Butlletí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.