facebook youtube
Cáritas de Urgell presentó el martes 21 de mayo de 2019 el proyecto de establecer un piso de acogida transitoria en La Seu d'Urgell, que daría respuesta integral a las familias o personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad máxima mientras no se ponen en marcha resortes que permitan su integración en el ámbito laboral y / o social.

El acto de presentación del piso se llevó a cabo en el Centro San Ot de La Seu de Urgell, con los industriales que han colaborado en su adecuación, los voluntarios, donantes y responsables de servicios sociales de diversas instituciones y entidades ; y fue presidida por Mons. Joan-Enric Vives, Arzobispo de Urgell y Copríncipe de Andorra, y Presidente de Cáritas de Urgell. Asistieron la el Rector de la Parroquia de Sant Ot, Mn. Ignacio Navarri, el Vicario General Mn. Josep M. Mauri, la Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de La Seu d'Urgell, Sra. Anna Vives, la Presidenta del taller Claror, Sra. Tile Navidad y de otros representantes de entidades y organismos de la ciudad.

Este proyecto entra en funcionamiento en La Seu d'Urgell después de que ya hace dos años se inició el mismo tipo de proyecto en Balaguer, y de observar que es una fórmula muy útil en momentos de grandes dificultades para las personas. Ahora, a partir del mes de junio, entrará en funcionamiento este piso en la capital del Alt Urgell, a fin de dar respuesta a las demandas de apoyo de urgencia de personas o familias que no pueden pagar el alquiler o los gastos de el hogar. Este tipo de necesidad va en aumento año tras año. El proyecto ofrece vivienda de estancia limitada y también apoyo, formación, gestión social, laboral y emocional a personas / familias para mejorar la situación grave de exclusión. Los destinatarios de este proyecto son familias o personas con posibilidades reales de mejora. Este piso, situado en La Seu d'Urgell es fruto de una cesión de uso a 20 años de la parroquia Sant Ot. Dispone de cuatro habitaciones y tiene capacidad para acoger una o dos familias. Cáritas de Urgell se hará cargo de todos los gastos derivados de la vivienda siempre que la familia no las pueda asumir.

La estancia en la vivienda no será superior a 6 meses, y este período podría ser ampliado de forma excepcional con una prórroga de hasta 3 meses a petición de la persona responsable de la acogida. Las familias que vivan estarán acompañadas en todo momento por un técnico responsable del proyecto, que también realizará funciones de supervisión.